El propósito y la providencia de Dios en el sufrimiento

El sufrimiento prueba nuestro corazón porque ¿quién necesitaría a Dios cuando todo esta bien? es allí justamente donde podemos confirmar en dónde tenemos puesta nuestra confianza y en dónde ésta descansa, las pruebas son el fuego por el cual pasa el oro por el crisol y remueve toda impureza de nuestro corazón como el orgullo, auto suficiencia y auto justicia.

Siete preguntas que hacerle al novio de su hija.

Como un predicador ha preguntado, si un hombre se acercara a la puerta pidiendo que nos llevara las llaves de nuestro auto, asegurándose de tener nuestro vehículo de regreso a las nueve de la noche, ¿alguno de nosotros sólo  le entregaría las llaves? Tendríamos preguntas para él: ¿Quién es? ¿Es de confianza? ¿Cuáles son sus intenciones? La pregunta entonces es: ¿Nuestras hijas (y hermanas) tienen menos valor que el acero fundido que descansa sobre cuatro ruedas?

El pecado del favoritismo en la Iglesia | Evangelio Verdadero

El pecado del favoritismo en la Iglesia

El favoritismo se conoce también como la distinción que se hace entre las personas, es actuar con parcialidad, es diferenciar entre unos y otros, es discriminar y categorizar personas, es rechazar y despreciar a otros por motivos egoístas, es racismo, acepción de personas, es actuar con prejuicios que nublan el trato justo y correcto hacia las personas, también se le conoce como exclusivismo, elitismo o esnobismo.

Entendiendo nuestra Miseria – El Catecismo de Heidelberg Pregunta 3

La realidad es que si tú o yo estuviéramos en los zapatos de Eva, hubiéramos hecho lo mismo. De hecho, tú y yo tomamos la misma elección todos los días. Cuando buscamos nuestra gloria, cuando nos quejamos con Dios por lo que no tenemos, cuando damos lo que tenemos por sentado, cuando no pasamos tiempo con Dios, cuando desobedecemos Su voz, cuando … ves que tienes la misma opción y tu elección siempre te lleva a la miseria, al pecado, a la muerte. Escoges el mal cuando Dios quiere el bien.

El evangelio en medio de la disciplina (Parte 2) El propósito de la disciplina Cristo-céntrica

Jesús es el evangelio, en consecuencia, te suplico que a lo largo de los días en que Dios te disciplina, consideres el sufrimiento de Jesús en la cruz, ya que el propósito de esa consideración Cristo-céntrica resulta en la “seguridad” que tienes como pecador redimido para que tu ánimo jamás se canse. De no hacerlo así, ten la seguridad que tu ánimo se cansará en medio de la disciplina de Dios para tu vida.