No volví a tener sed | Gina Zanuncini

No volví a tener sed

Me declaro culpable de haber estado atrapada en las falsas promesas del mundo. Llegué a creer que obtener la aprobación de mis padres, profesores, amigos y hasta de las personas que no conocía me iba a hacer feliz. Y no fue algo imaginario, realmente obtener la aprobación de los demás sí me hacía sentir bien, me daba la seguridad de que estaba actuando «correctamente», al menos lo suficiente como para ganarme varias sonrisas, cumplidos y aplausos. Sin embargo, llegó un momento en el que solamente escuchar un “bien hecho” no fue suficiente. Simplemente me quedaba con el deseo y necesidad de que me siguieran hablando, me siguieran llenando de cumplidos (aunque a veces ni yo me los creía).

¿Estamos valorando el verdadero significado de nuestra salvación? | César Custodio

¿Estamos valorando el verdadero significado de nuestra salvación? | César Custodio

Cuando entendemos la naturaleza pecaminosa del hombre, el efecto del pecado en su vida y la brecha insalvable que el pecado provoca entre el hombre corruptible y su Creador, magnificamos la relevancia que tiene el sacrificio de Jesucristo. Éramos pecadores por naturaleza y condición, corruptos por el pecado que moraba en nosotros hasta el punto…

La Oración | J.C. Ryle

El punto que nos interesa de tu vida espiritual es si verdaderamente oras. Tus puntos de vista doctrinales pueden ser correctos y tu amor por la fe evangélica puede ser firme e inconmovible, pero aún así, todo esto puede no ser más que un mero conocimiento intelectual que se alimenta de un sentimiento partidista. Lo…